Aquí se aprecia una ventana que parece albergar en su interior un féretro con un cuerpo dentro, que lleva colgando alrededor de su cuello un colgante celta en forma de espiral. Cuando se consultó a un forense acerca de su opinión, comentó que verdaderamente se asemejaba al cuerpo de un difunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *