Yo, Anita Lauda, junto a la escalera, ya repuesta, cuando estaban a punto de concluir las obras del palacio para convertirlo en parador.

Yo, Anita Lauda, junto a la escalera, ya repuesta, cuando estaban a punto de concluir las obras del palacio para convertirlo en parador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *