79

79. Aquí se ve el interior del bar. Donde entrevisté a la dueña y en ese momento comenzó a funcionar el viejo reloj sin pilas. Fue un incidente muy curioso. En el fondo del bar fue donde se cometió el crimen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *